Categorías
Novedad

La libra esterlina sigue recuperándose

El GBPUSD intenta revertirse

La libra salta al alza mientras el dólar estadounidense se debilita en general, tras las NFP.

La divergencia alcista del RSI fue un aviso de que la venta había perdido fuerza.

La subida por encima de 1,3820 sugiere que los vendedores han empezado a tomar beneficios. El fuerte impulso alcista es la primera señal de una posible reversión. Un cruce alcista de la MA podría atraer a más compradores para alimentar el rebote.

El RSI coquetea con la zona de sobrecompra. Una ruptura por encima de 1,3930 abriría la puerta a 1,4000. 1,3820 es el soporte inmediato si la libra retrocede.

El NZDUSD se enfrenta a una resistencia clave

El dólar neozelandés consolida las recientes ganancias mientras el mercado se inclina por el riesgo.

Tras ceder la mayor parte de las recientes ganancias, el kiwi encontró apoyo en 0,6950. Al superar el nivel psicológico de 0,7000, los toros están enviando la señal de que todavía hay esperanza de un giro de 180 grados.

El RSI ha vuelto a aventurarse en el territorio de la sobrecompra.

0,7095 sigue siendo un obstáculo importante tras un intento fallido. Su ruptura convertiría a 0,7150 en el próximo objetivo. Por debajo de 0,7010 el par podría volver a probar la base del rebote en 0,6950.

El US 30 sube siguiendo la línea de tendencia

El Dow Jones vuelve a subir, ya que los inversores apuestan por una Reserva Federal moderada en el futuro inmediato.

La subida por encima del máximo de junio pasado, en 34850, indica que la parte compradora ha superado a la parte vendedora. El índice sigue subiendo sin cesar a lo largo de una línea de tendencia alcista establecida a finales de junio.

El sentimiento sigue siendo optimista y los alcistas tienen como objetivo el máximo de mayo en 35100, un requisito previo para un nuevo récord.

Un RSI sobrecomprado puede provocar un retroceso limitado. 34720 a lo largo de la línea de tendencia es el soporte inmediato en caso de retroceso.